Logo Web del Árrago con enlace hacia la Página de Inicio




El apellido Esteban


Orígenes:
 
Linaje de origen patronímico sumamente extendido por toda España. El origen de este linaje parece haber estado radicado en la ciudad de Fraga, en Aragón, (Huesca) de donde pasó a Valencia. otra familia de este apellido se ubicó en la villa de Guzmán, del partido judicial de Roa (Burgos), otra en Puebla de Montalbán, del partido judicial de Torrijos (Toledo) y otras que se extendieron por ambas Castillas y León. Antes de continuar, señalaremos que este apellido está constituido en condado, el de Esteban Collantes, título concedido por el rey don Alfonso XII, en 1884, a don Saturnino Esteban Collantes. De la familia originaria de Fraga (Huesca), se conserva memoria de Francisco Esteban, natural de dicha ciudad, que en unión de su hermano Berenguer probaron su infanzonía en la Corte de Justicia de Aragón y les fue reconocida por sentencia de 21 de septiembre de 1.506. En el año 1.668, los Linaje descendientes del caballero anteriormente citado lograron, en 14 de mayo, una nueva declaración de su infanzonía, como Linaje descendientes en línea directa del anteriormente citado Francisco Esteban. La línea que se estableció en Valencia hace memoria de Miguel Esteban, natural de dicha ciudad de Valencia, que fue padre de Miguel Jerónimo Esteban y Matalí, de la misma naturaleza, que vistió el hábito de la Orden de Montesa en 25 de febrero de 1.589. Los que radicaron en la villa de Guzmán, se recuerda a Francisco Esteban, natural de Guzmán, uno de cuyos nietos, Francisco Esteban Beltrán de San Juan, fue Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó en 10 de marzo de 1.645. En La Puebla de Montalbán, de la familia Esteban allí establecida, puede citarse a Andrés Esteban, natural de La Puebla de Montalbán, uno de cuyos Linaje descendientes, Agustín Esteban y Solera, nacido en Madrid, fue caballero de la Orden de Carlos III, con fecha de 1.791. Remontándonos al año 1.375, encontraremos a Fernando Esteban, teórico musical español, que fue el autor del primer tratado que existe en España sobre el canto llano. Agustín Esteban Collantes, nacido en Carrión de los Condes, en el año 1.815 fue abogado y político español que participó activamente en la caída del regente Espartero. Su hijo, Saturnino Esteban Collantes, nacido en Madrid en 1.847, fue un abogado, periodista y político que militó siempre en el conservadurismo monárquico. Con la reinstauración de la monarquía, fue Diputado a Cortes y Senador. Posteriormente fue ministro de Instrucción Pública y, como reconocimientos a sus servicios a la corona, el rey, don Alfonso XII, le concedió el título de Conde de Esteban Collantes. En lo que se refiere a los de este apellido que pasaron a América, se conserva memoria de Juan Esteban de Avendaño, que fue compañero de Gonzalo Jiménez de Quesada. Participó en cuantas campañas se llevaron a cabo en el territorio que ahora es la actual Colombia, en la lucha contra los 'zipas', los caudillos indígenas. A Jiménez de Quesada, le tocó correr en pos de 'El dorado', y junto a él, con otros tantos cegados por el ansia de oro, fue Juan Esteban de Avendaño. De Juan Esteban de Avendaño se sabe que murió en un encuentro con los indios. De su jefe, Gonzalo Jiménez de Quesada, también se tiene memoria de cómo, viejo y enfermo, todavía seguía creyendo en aquella leyenda, cuando los demás lo tomaban a burla. Otros Esteban debieron participar en la conquista de México, dado que se trata de un apellido bastante corriente en aquel país. participaron, se establecieron y dejaron descendencia.
 
Escudos de armas:
 
En campo de oro, con un león rampante de gules, partido de plata, con cuatro fajas de azur. Otros traen un escudo de azur, con las tres coronas de oro puestas en palo.
Otro: Escudo partido: 1.º, en campo de azur, con tres coronas de oro, puestas en palo, medio cortado de plata, con dos lobos de sable, lampasados y armados de gules, puestos en palo, y 2.º, en campo de oro, con una banda de azur, cargada de una flor de lis de plata.
Los de León: en campo de plata, un águila de sable acompañada de una espada en la diestra y de un mundo en la siniestra.