Logo Web del Árrago con enlace hacia la Página de Inicio

Menú Principal


ic

Inicio

ic

El Bóxer

ic

Mascotas

ic

Extremadura

ic

Frases célebres

ic

Heráldica

ic

Álbum de fotos


ic

 

ic

 

ic

 

ic

 

ic

Foros de opinión

ic

Libro de visitas

ic Noticias y novedades
ic

Acerca de este sitio

ic  

   
   

 

 
   

 



contador de visitas


ic Inicioic Mascotasic El perroic Primeros auxilios



 
· Primeros auxilios
En esta página se pretende establecer unos principios básicos para poder reconocer un caso urgente. Los conocimientos y el buen hacer pueden evitar complicaciones e incluso salvar la vida de nuestro querido amigo, proporcionar los cuidados antes de la necesaria atención veterinaria.
Hay que tener muy en cuenta que el veterinario posee los conocimientos y experiencia necesarios como para atender a sus pacientes y en ningún momento aquí se pretende sustituir la labor del veterinario.
 
Parámetros biológicos del perro
-Temperatura rectal (+/- 0,5ºC) 39ºC
-Frecuencia cardiaca (puls./min.) 200-220 (Cachorros) 70-120 (Adultos)
-Frecuencia respiratoria 15-30 (movimientos/minuto)
-Madurez sexual 6-12 meses (hembras) 7-10 meses (machos)
-Frecuencia de celos Unos 2 al año
-Duración de los celos 15-20 días
-Periodo favorable para la monta Entre el 9º y 13º día
-Duración de la gestación 58-63 días
-Número de cachorros por camada Desde 1 (razas pequeñas) hasta más de 12
 
· Shock.
Se manifiesta con una gran descompensación cardiocirculatoria y vasodilatación periférica. Los tejidos son escasamente irrigados, no se nutren suficientemente y se produce un cúmulo de sustancias tóxicas, resultados del catabolismo.
Las causas más frecuentes pueden ser golpes fuertes, hemorragias, reacciones anafilácticas, patologías cardiacas y neurológicas, intoxicación, deshidratación y descargas eléctricas.
Los síntomas más comunes son: mucosas pálidas, gran abatimiento, temblores por la disminución de la temperatura corporal, miembros fríos, pulso bajo y frecuente, respiración superficial, pérdida de heces y orina, vómitos y los casos más extremos , colapso.
¿Qué es lo que debemos hacer? Pues como primera intervención se le mantendrá al perro caliente con una manta y se lo llevará inmediatamente al veterinario, que le aplicará infusiones líquidas, eventualmente transfusiones de plasma, fármacos (glucocorticoides, analgésicos, analépticos) u oxígeno. El perro deberá quedar bajo esteicto control durante algunos días porque el estado de shock podría repetirse.
· Envenenamientos.
Pueden ser accidentales o deliberados.
:: Para prevenir los accidentales se aconseja seguir las siguientes medidas de prevención:
1.- Mantener todos los fármacos, sustancias venenosas y sustancias químicas de uso domésticos fuera del alcance de los perros.
2.- No colocar productos no comestibles en los estantes de los alimentos.
3.- Todas las sustancias venenosas deben ir en su envase original, nunca cambiarlas a envases no etiquetados.
4.- Destruir los envases vacíos de medicinas y no dejarlos al alcance de los perros.
5.- Cuando se pulverice el jardín con antiparasitarios, habrá que tener cuidado con los comederos y bebederos. No debemos dejar salir al perro al jardín al menos hasta el segundo o tercer día después de la aplicación.
6.- Si se encuentran animales muertos en el jardín o en la terraza (pájaros, topos, etc.) es conveniente retirarlos urgentemente, porque su muerte puede haberse debido a la ingestión de sustancias tóxicas, absorbibles por el perro, con el consiguiente peligro de intoxicación. 
Si sospechamos que el perro ha ingerido sustancias peligrosas se le puede provocar el vómito con medio vaso de agua en el que previamente se haya disuelto una cucharada sopera de sal, o estimulándole el paladar. Pero hay que estar seguro de que el perro no ha ingerido al mismo tiempo objetos, ácidos o álcalis fuertes que le pueden producir lesiones graves durante los intentos y las fases del vómito. PUEDE SER IMPORTANTE RECOGER UNA MUESTRA DEL VÓMITO PARA SU ANÁLISIS POR EL VETERINARIO.
Si hubiera pasado tiempo desde la supuesta ingestión tóxica, se le suministrará al perro carbón vegetal, que absorberá las sustancia peligrosa. Pero el veterinario tendrá que hacer un lavado gástrico antes de las dos horas de la ingestión para que tenga efectividad.
Si la zona afectada ha sido la piel o estructuras externas, se lavará con abundante agua fría (durante 20-30 minutos). Es muy importante hacer esta operación rápidamente ya que el pelo suele ser un protector para el contacto del tóxico, pero una vez establecido ese contacto puede ocurrir que el pelo sirva para mantener el tóxico en contacto con la piel. SI ES NECESARIO NO DUDAR EN CORTAR EL PELO, para no permitir el contacto con la piel de la sustancia.
:: Los envenenamientos deliberados, pueden prevenirse enseñando al perro a no aceptar comida de extraños. Los venenos que se encuentran en mayor medida y los síntomas provocados son los siguientes:
1.- Raticidas de acción anti-coagulante: Con frecuencia están hechos con wafarin o productos análogos que anulan la acción de la vitamina K y provocan una coagulopatía. Producen graves hemorragias internas, sangre por la naríz, heces y vómitos hemorrágicos, lengua y labios pálidos y en los casos más graves, estados de Shock. Su toxicidad es muy variable, dependiendo de la cantidad ingerida y la diferente sensibilidad individual.
2.- Insecticidas del tipo organofosforados y carbamatos: Los síntomas más comunes se traducen en salivaciones, contracciones musculares de diversa entidad proporcionales a la cantidad ingerida, dificultades para caminar, convulsiones, vómitos, diarrea, pupila cerrada (miosis) no reactiva, broncoespasmo, edema pulmonar y cianosis.
3.- Estricnina: Convulsiones, disnea (respiración irregular), espuma en la boca y asfixia por parálisis espástica de los músculos intercostales y del diafragma.
4.- Barbitúricos: Somnolencia, respiración superficial y lenta, cianosis, pupilas dilatadas y no reactivas a la luz, edema pulmonar y colapso circulatorio.
5.- Compuestos que contienen cianuro: Aturdimiento, pérdida de la fuerza muscular, respiración boqueante y profunda, colapso y muerte. El aliento tiene olor a almendras amargas.

>>CUANDO SE SOSPECHE DE QUE SE TRATA DE UN ENVENENAMIENTO, SE DEBE HACER TODO LO POSIBLE PARA IDENTIFICAR EL VENENO. RECOGER TODOS LO DETALLES QUE PUEDAN AYUDAR AL VETERINARIO PARA DIAGNOSTICAR EL CASO YA QUE ES COMPLICADO PUES A VECES LOS SÍNTOMAS PUEDEN SER MUY PARECIDOS A ENFERMEDADES NATURALES<<

· Mordedura de víbora.
Por lo general el perro es mordido en el hocico cuando intenta capturar a la víbora.
Si el perro está en buenas condiciones físicas y de salud, con frecuencia supera el envenenamiento, pero es muy conveniente ir inmediatamente al veterinario, que le suministrará un suero antiofídico.
· Picaduras de insectos.
Con mucha frecuencia los perros reciben picaduras en la boca, cuando tratan de capturar avispas, abejas, abejorros y otros insectos semejantes.
Las picaduras, aunque son dolorosas, tienen efectos leves y transitorios. En general, es suficiente con enfriar localmente con abundante agua y suministrar por vía oral antihistamínicos.
En el caso de picaduras múltiples, se corre el riesgo de shock anafiláctico, sobre todo con ejemplares hipersensibles y sujetos a una respuesta alérgica aguda. Entonces hay que acudir al veterinario.
· Golpe de calor.
Es un caso que se produce con bastante frecuencia. Hay que tener cuidado de no dejar al perro encerrado en el automóvil cuando haga calor, especialmente los días de bochorno, aunque sea por poco tiempo.
El perro hace bajar su propia temperatura por contacto con superficies más frías, como el pavimento, tierra recién excavada, etc. Por lo tanto si se lo encierra en áreas reducidas, tiene menos posibilidades de defenderse del calor.
Los síntomas son: tambaleo, aumento considerable de la temperatura rectal, piel caliente y seca, aumento del pulso, dificultad respiratoria y colapso.
Cómo actuar: Meteremos al perro en agua fría para bajarle la temperatura corporal a 39,5ºC (no hay que hacerlo muy rápidamente). En el caso de que no fuera posible, le aplicaríamos paños fríos o hielo, y lo dejaríamos en un lugar fresco y a la sombra para que descanse.
Hay que llamar urgentemente al veterinario para que le inyecte una solución salina subcutánea. Es imprescindible evitar que el perro salga de nuevo al calor.
 
Las urgencias veterinarias son muy diversas. Lo más importante es disponer en todo momento del teléfono de urgencias de nuestro veterinario. No estaría de más de disponer de un botiquín de urgencias por ejemplo con el siguiente material básico:
 

:: MATERIAL BÁSICO PARA UN BOTIQUÍN DE URGENCIAS

-Guantes de goma estériles
-Mantas y toallas
-Adrenalina (1:10.0000)
-Goma elástica para torniquetes
-Férulas para entablillado
-Betadine (antiséptico)
-Venda
-Esparadrapo
-Termómetro clínico
-Pinzas
-Algodón
-Agua oxigenada
-Alcohol
-Gasas